Paquistán, Taunsa

quinta-feira, 26 de agosto de 2010

Agosto 2010 - Moradores de la ciudad de Taunsa se refugian en el techo de su casa arrasada por las inundaciones.
No se engañen. No me engaño.
  Todo ahora mismo puede  estar ahí por un segundo.
 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------
  Não se iludam. Não me iludo.
      Tudo agora mesmo poder estar por um segundo.

                                            

Hiroshima, nunca más

sexta-feira, 6 de agosto de 2010

Niños japoneses oran por la paz en el mundo y colocan faroles de papel sobre las aguas
del río Ota, en Hiroshima, al conmemorarse hoy 65 años del cobarde, indigno y horroroso
ataque de Estados Unidos que mataron 140.000 personas al lanzar la primera bomba atómica.


“Cuando me preguntaron sobre algún arma
capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica
yo sugerí la mejor de todas: la paz”.
Albert Einstein.

          
             

Una belleza peligrosa

quinta-feira, 5 de agosto de 2010


Finalmente las miles de millones de toneladas de plasma incandescente arrojadas hacia la Tierra por el tsunami solar desatado el domingo pasado en nuestro Astro Rey tuvo una repercusión considerada "leve" al entrar en colisión con el campo magnético de nuestro planeta. Y hasta produjo efectos de rara belleza, provocando en el cielo las llamadas auroras boreales, como las que puedes ver en la foto de arriba.

Existía gran expectativa y ciertos temores por las eventuales consecuencias del fenómeno. Es que las erupciones que sacudieron al Sol el 1º de agosto derivaron en una fenomenal llamarada vomitada directamente hacia la Tierra. Se trata de un gigantesco chorro de plasma formado por átomos ionizados –cargados eléctricamente- que al encontrarse con el campo magnético del planeta genera condiciones para desatar tempestades geomagnéticas.

Las párticulas solares se guían por las líneas del campo magnético que envuelve a la Tierra y se dirigen hacia los polos, donde chocan con átomos de nitrógeno y oxígeno que se hallan en la atmósfera provocando estallidos de luces danzantes, conocidas como auroras.

Pero no creas que es ése el único efecto del fenómeno. El cortocircuito provocado en el campo magnético puede afectar y dañar -en parte o totalmente- los sistemas de comunicación –especialmente vía satélite- y hasta las redes de distribución de energia. Eventos similares en un pasado reciente ya han afectado, por ejemplo, el funcionamiento computarizado de las bolsas de valores de Tokyo y Canadá. Mas atrás en el tiempo, explosiones solares de magnitud han arrasado con gran parte de la red de telégrafos dejando incomunicados a grandes sectores del globo.

2012, ciencia y profecías 
El Sol, un organismo vivo, tiene ciclos que van de una menor a una mayor actividad. La última vez que expresó una máxima actividad fue en 2001. Después de ese pico descendió a un mínimo que culminó en un período de bastante calma durante los últimos tres años. Las recientes observaciones muestran un aumento significativo de las explosiones solares y, según los científicos, el pico de actividad podría ocurrir a mediados del 2012, elevando el riesgo de problemas con transmisiones de televisión y redes de internet, así como de apagones.

Dos puntos llaman la atención en esta información. Uno es la fecha del 2012, un año marcado por diversas profecías que anuncian, con visiones más optimistas o más apocalípticas, el fin de un ciclo en la vida de la Tierra y el consecuente inicio de una nueva era. El otro dato llamativo es que, de acuerdo con ciertas pre-visiones, el Sol jugaría un papel determinante en ese final de juego. Por una parte se plantea que se produciría un inédito alineamiento planetario en el cual la Tierra, el Sol y el centro de la galaxia a la que pertenecemos se ubicarían en una misma línea, produciendo un poderoso flujo de energía que transformaría radicalmente la vida terrestre y en especial la humana.

En ese mismo sentido, algunas proyecciones coinciden con los anuncios científicos de que el Sol entrará en su apogeo de actividad, aunque con pronósticos más osados, pues dan por cierto los efectos sobre los sistemas de comunicación y energía, pero planteándolos como el definitivo colapso de la tecnósfera. Lo que acabaría de una vez con el actual modelo civilizatorio y marcaría un nuevo punto de partida en el proceso evolutivo.

Sea como fuere, lo cierto es que las sensaciones de que advienen cambios profundos en un mundo que ya no logra sostenerse en armonía las vamos percibiendo cada día de modo más explícito. Advertir las señales de ese cambio y disponernos a ser protagonistas, haciendo uso de nuestros mejores talentos y habilidades, es una de las claves para atravesar este tiempo dándole un sentido real y trascendente a nuestra vida. Mientras tanto, el Padre Sol seguirá siendo fuente divina de luz y alimento, energía vital e imprescindible, guía estelar de nuestro eterno viaje.   
---------------------------------------------------------------------------


MAIS INFORMAÇÃO