Mayas y calentamiento global

sábado, 30 de julho de 2011




* Por Alú Rochya

Cada día que pasa, las profecías mayas cobran mayor vigencia. Y aunque fueron escritas hace siglos, algunas de sus proyecciones parecen ser simples constataciones de modernos expertos en temas ambientales. Es el caso de la tercera profecía maya que predijo que  una ola de calor aumentará  la temperatura del planeta, produciendo cambios climatológicos, geológicos y sociales en una magnitud sin precedentes, y a una velocidad asombrosa.

Los mayas dicen que el aumento de la temperatura se dará por varios factores. Uno de ellos generado por el hombre que en su falta de armonía con la naturaleza solo puede producir procesos de autodestrucción. Otros serán generados por el Sol que al acelerar su actividad por el aumento de vibración produce más radiación, aumentando la temperatura de nuestro globo.

A través de esta advertencia, la tercera profecía de los mayas pretendía inducir un impostergable y urgente cambio de conducta en lo individual y colectivo. Ese cambio debía gestar el compromiso de la práctica cotidiana de acciones que ayuden a mejorar la ecología del planeta hasta lograr la plena armonía del actuar del ser humano con el entorno, a sabiendas de que el comportamiento del hombre será crucial para sobrellevar las imprevistas, profundas y hasta brutales mudanzas que ya se están produciendo y que podrán multiplicarse y acelerarse en un plazo inmediato.


Ser protagonista del cambio
Si no conseguimos comprender lo que está aconteciendo, si no nos adaptamos rápidamente al múltiple y profundo sacudón del planeta y no tomamos las necesarias medidas, la economía puede sufrir un fuerte impacto. Los alimentos ya están registrando aumentos especulativos de precios, que mañana pueden transformarse en aumentos siderales si se producen desabastecimientos a causa de los cambios drásticos del clima. Si las cosas empeoran podrán esperarse épocas de racionamiento de electricidad, hambrunas, descontento social, aumento de plagas y enfermedades tropicales como la malária.

El crecimiento de la actividad solar es un punto sobre el cual no tenemos control alguno. Pero tenemos en nuestras manos una amplia batería de medidas de prevención, ideas organizativas y hasta propuestas de transformación cultural para asumir una posición activa en un devenir que, según los mayas, parece irreversible. Puestos a imaginar líneas de acción, se me ocurre que los siguientes puntos podrían integrar cualquier programa mínimo de adaptación al Gran Cambio:
  • frenar el crecimiento económico contaminante y depredador;
  • diseñar una más equitativa distribución de los alimentos;
  • ordenar y administrar con criterio humanista, práctico y eficaz la emigración por factores climáticos;
  • alentar nuevos modelos de organización social en comunidades sustentables;
  • difundir masivamente conceptos-herramientas como la permacultura...

En la misma línea del resto de las 7 profecías, en esta tercera, los mayas ratifican el espíritu que inspiraba sus estudios, su vida y sus proyecciones. Mientras la ciencia moderna se basa casi exlusivamente en la investigación de la materia, la ciencia maya considera en primer lugar a la mente y la conciencia. En esto radica la diferencia esencial entre la actual civilización occidental -basada en el dinero, los bienes materiales y la división de países- y la civilización maya, regida por la idea de la unidad, donde el universo es mental.

En esa concepción, Hunab Ku es el centro de la galaxia, y el nombre que designa al principio esencial de energía inteligente que está presente en todo el universo y que fluye como una onda de información de doble sentido, que va del individuo a la mente colectiva, de esta al Sol y del Sol al núcleo galáctico, para reprocesarse allí e iniciar el camino de retorno hasta llegar de nuevo al individuo, en el cual esa información resuena, vuelve a sonar, precisamente en el llamado plexo solar, justo encima de nuestro ombligo.


Mayor conciencia, más evolución, mejor vida
Las profecías mayas hablan del fin de un tiempo, del final de una larga cuenta de más de 5.000 años y eso no es mutable. No es algo que podamos detener o modificar pues excede incluso al propio planeta. La Tierra es parte de un sistema solar que en su evolución alrededor del centro de la galaxia está completando un ciclo. El apogeo de ese giro cósmico nos colocará en una situación energética ventajosa, pero el salto resultará conmocionante y el tembladeral puede traer consecuencias no deseadas.
 

Desde esa idea de que todo el universo está conectado mentalmente, esta tercera profecía maya nos está solicitando una rápida toma de conciencia, una sintonización con la información de lo que está aconteciendo, una armonización con los resultados y el sentido de ese acontecer, para poder convertirnos en protagonistas decisivos de las mudanzas. Al fin y al cabo, mismo con nuestras limitaciones y miserias, somos la especie terráquea dotada con la mayor inteligencia.

Esa convocatoria, que nos llega desde el fondo de los tiempos, está en la misma dirección en que apunta el cambio proyectado para el 2012, cuando culminará el proceso de aumento de la vibración energética que devendrá en una ampliación de nuestra conciencia y, por ende, de una mayor visión y una mejor comprensión de nosotros mismos y de nuestro entorno.

Esta nueva conciencia, más amplia y luminosa, nos ayudaría a ver aquello que nos impide la sombra de nuestra ceguera materialista y egoica:
  • que nuestra existencia es eterna;
  • que la vida es un proceso de perfeccionamiento sin fin;
  • que lo importante es la vida misma; vivir es ensayar el aprendizaje;
  • que la Tierra es la escuela, el escenario de esa tarea.

Y siendo así, cuidar la Tierra y cuidar nuestra propia vida se convierte en tarea vital para garantizar el proceso de aprendizaje que nos llevará a un grado mayor de evolución y, por tanto, a una posibilidad de mayor felicidad.

Manos a la obra, pues, haciendo nuestra parte, cuidando la sagrada vida del planeta, cuidando la propia y sagrada vida, buscando cada día la manera de vivir esta vida en paz, en la alegría y la felicidad.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

MAIS INFORMAÇÃO

   

0 COMENTÁRIOS :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...