Decisiones que clama el mundo

sexta-feira, 26 de agosto de 2011

"A pressão para que se tomem decisões difíceis é incompatível com o ambiente pouco propício para essas serem tomadas com tino e sabedoria. A dimensão do poder mundial anda numa saia justa como nunca antes na história desse planeta se viu acontecer.

Como resultado, personagens poderosos perambulam como baratas tontas reconhecendo intimamente que não sabem o que fazer. Porém, isso é assim porque evitam reconhecer que o que se deve fazer não é uma reforma; é propício destruir o mundo conhecido para erguer um edifício novo de civilização. Em dias como hoje, em que as circunstâncias pressionam para a tomada de decisões, a falta de coragem acentua ainda mais os problemas que não poderiam nunca solucionar-se com maquiagem e reformas". 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
"La presión para que se tomen decisiones difíciles es incompatible con el ambiente poco propicio para que sean tomadas con buen tino y sabiduría. La dimensión del poder mundial anda en un estado de desconcierto como nunca antes aconteció en la historia de este planeta.

Como resultado de eso, personajes poderosos deambulan como cucarachas atontadas, reconociendo íntimamente que no saben lo que hay que hacer. Pero eso es así porque evitan reconocer que lo que debe hacerse no es una reforma sino la destrucción del mundo conocido para erguir un edificio nuevo de civilización. En días como estos en que las circunstancias presionan para la toma de decisiones, la falta de coraje acentúa todavía más los problemas que no podrán nunca solucionarse con maquillajes y reformas".
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

MAIS INFORMAÇÃO

Obs-cenas

segunda-feira, 15 de agosto de 2011


Un soldado israelí interroga a un niño palestino 
apoyando en su pecho un fusil ametralladora. 
_________________________________________________________________________________
Que achou você desse post? Clique abaixo, no link COMENTÁRIOS e deixe sua palavra...

La indignación chilena

quinta-feira, 11 de agosto de 2011

La mano del viejo orden no logra detener la joven indignación.
Llevan más de dos meses entablando una dura pulseada con el gobierno chileno exigiendo la democratización de la educación. Y los estudiantes chilenos siguen ahí, de pie y tan firmes que el último martes 09 reunieron en las calles de Santiago y otras ciudades de Chile más de 150.000 personas, en otra elocuente demostración de la determinación con que continúan sosteniendo sus demandas. 
Ni siquiera la feroz represión que el gobierno ordenó descargar sobre ellos el pasado jueves 4 consiguió hacer desistir a los estudiantes. Por el contrario, redoblaron la apuesta y esta vez obtuvieron el apoyo de profesores, sindicatos, organizaciones sociales y de la mayor parte de la ciudadanía. 

Las federaciones estudiantiles, que reúnen a alumnos de colegios secundarios y universitarios, buscan presionar al gobierno de Sebastián Piñera para mejorar algunos puntos de un plan de 21 medidas que presentó la semana pasada para mejorar la educación. Los puntos en cuestión se refieren a una garantía constitucional de una educación pública gratuita y de calidad, la prohibición del lucro en las universidades privadas y la devolución al Estado nacional, desde los municipios, de la administración del sistema educativo primario y secundario. En definitiva, se reclama la democratización de la educación.


Estos jóvenes son una versión de los jóvenes españoles "indignados" de Europa que, desencantados del actual sistema, vienen presionando a los gobernantes a meter mano en la transformación de un mundo que se cae a pedazos. Y esta indignación estudiantil chilena comienza a ser acompañada por diversos sectores de la sociedad que enarbolan otros reclamos de corte económico y social, mientras va recogiendo adhesiones de solidaridad desde variadas latitudes de América Latina.

Es que, por más que se insista, ya no hay solución alguna dentro del actual sistema materialista cegado en un único objetivo: el lucro. Todo lo que se intente son parches en un buque de madera podrida que hace agua por todos lados. Y como ninguna medida de fondo que les quite o reduzca el lucro será aceptada por los señores del dinero, la crisis es inevitable.

Se viven días agitados en nuestro planeta. Y todo indica que la agitación y la indignación serán mayores y la crisis más profunda. Pero esa crisis no debe asustarnos, no debe hacernos temer. El viejo mundo se derrumba, sí, y sin embargo la crisis de su existencia es una oportunidad inigualable para los seres humanos. Justamente de las entrañas de esa crisis es de donde debemos sacar las respuestas profundas para comenzar a diseñar el mundo nuevo, la vida nueva, la tierra nueva.
----------------------------------------------------------------------------------------------------

MAIS INFORMAÇÃO

Huertas para el hambre de Haití

sexta-feira, 5 de agosto de 2011


  
Los desamparados haitianos parecen haber encontrado un agujero para iniciar la fuga del atroz laberinto en el que están sumidos desde el arrasador terremoto que sufrieron en enero del 2010. Un programa de producción alimentaria tan simple como eficaz está siendo desarrollado por técnicos argentinos que han ayudado a crear hasta hoy 12.500 huertas, que dan sustento a 90 mil personas. Ese es el piso sobre el que se asienta una meta bien más audaz: extender el programa a 4 millones de haitianos.

Ya pasó más de un año del violento sismo que sacudió la conciencia del mundo entero y, lejos de apreciarse una recuperación siquiera mínima del extenso desastre, las condiciones siguen siendo difíciles en el país más pobre de América donde miles y miles de personas permanecen en situación de extrema vulnerabilidad. Todo es insuficiente. Más de un millón de personas siguen sin vivienda, y los refugios, el agua potable los alimentos no alcanzan.

Pese a los anuncios de que se pondría en marcha la mayor operación de ayuda internacional jamás realizada, la organización Médicos sin Fronteras (MSF) denunció tiempo atrás que “los haitianos continúan soportando unas condiciones de vida inhumanas”.

“A lo largo de todo este tiempo escuché muchas veces cómo se hablaba de promesas, planes, estrategia, dinero. Escuché estas palabras una y otra vez... pero lo que veo, y no se hace, es que esas promesas y esos planes tendrían que ir acompañados, al fin, de acciones concretas”, señaló el jefe de la misión de MSF en Haití, Stefano Zannini.

Tal vez esta iniciativa de crear miles de huertas acaben teniendo efecto más concreto, profundo y duradero que los millones de dólares prometidos por las grandes potencias y que aún no aparecen, y hasta sirva para calmar en parte la angustia del solidario y heroico cirujano Zannini, quien ya se debatió contra el cólera y otros males para salvar centenares de vidas en la isla caribeña.

Empoderando a la gente
Eprograma en cuestión se llama Pro-Huerta y es un proyecto que desarrolla el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de la Argentina (INTA) que, en ese país, ya posibilitó la creación de más de 600.000 huertas y más de 100.000 granjas con la participación de unos 3.500.000 de personas.

En Haití, las 12.500 huertas creadas hasta el momento son la base de un programa de inclusión social y se sostiene con una estructura que va de abajo hacia arriba: la comunidad que produce la huerta; los líderes comunitarios que son capacitados por ingenieros agrónomos; los delegados del Ministerio de Agricultura de Haití y un coordinador nacional.


“Todos son haitianos porque el proyecto es haitiano. Lo que nosotros, desde Argentina, hacemos es cooperar en el desarrollo, capacitarlos, participar de la selección de los técnicos y hacer el seguimiento y evaluación”, explicó Julia Levy, directora de Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

En este sentido, sostuvo que "esos 1.890 líderes comunitarios -la mayoría de ellos mujeres- logran un empoderamiento porque ya no hay que viajar kilómetros y kilómetros para conseguir alimentos. Para sus vidas, es muy valioso tener la huerta en casa”.

Las huertas son de tres tipos: las de las comunidades, las escolares y las familiares y “en cualquiera de los casos no hay excedente, porque se trata de la autogestión de alimentos frescos. Si algo sobrara, se reparte entre la gente, no se vende, porque no es ese el propósito”, explicó la funcionaria.

A cada huerta se le entregan 25 variedades de semillas de vegetales que tienen un valioso contenido nutriente. Para que la huerta sea autosuficiente se está empezando a agregar cítricos, granos y pollos, a los que pronto se les sumarán conejos. Y así se convertirán en granjas, lo que permitirá una alimentación completa de las familias.

“El gobierno nos había pedido antes del terremoto de 2010 que llegáramos a un millón de personas. Ahora, el presidente Michel Martelly nos pidió que llegáramos a la mayor cantidad de gente, con un piso de cuatro millones”, contó Levy.

Por eso, la idea es extender la cobertura territorial del Pro-Huerta Haití -actualmente se sitúa en 6 de los 10 departamentos de ese país-, con énfasis en la cooperación para obtener el acceso al agua para consumo humano y riego, así como en la transformación de las huertas de autoproducción en unidades intensivas de producción de alimentos frescos. Con ello se busca incorporar cereales, leguminosas, frutas, raíces y tubérculos alimenticios.

Redes sociales, nuevas formas de vida   
Quienes impulsan el programa -que cuenta también con apoyo de Canadá- se entusiasman y aseguran que puede ser la llave de un tarea más abarcativa y profunda. “Vamos a hacer un fortalecimiento del proyecto para que además de la huerta, los haitianos bajo programa tengan acceso a la salud, a la educación y trabajo”.

Lo que algunos llaman el fin del mundo es en realidad el fin de una era en la vida del planeta y el inicio de otra. Como ya ocurrió en otras oportunidades similares, ese pasaje puede traer consigo sacudones telúricos y modificaciones climáticas de gran magnitud. Cambios tan drásticos pueden alterar de manera profunda nuestro actual sistema de sobrevivencia, en extremo dependiente de cadenas industriales de producción alimenticia.

La simple desaparición de una gran represa -ya sea devorada por un terremoto, arrasada por un tsunami o derretida por la lava de un volcán- puede privar de energía eléctrica a toda una gran ciudad y, en consecuencia, tornar inútil toda la cadena de producción, refrigeración y distribución de alimentos.


En una situación de esas, el conocimiento -y posterior saber- de cómo organizar una huerta en cualquier rincón mínimo de tierra puede ser la frontera que separe la vida de la muerte. Si te pones a pensar, Haití tal vez sea un anticipo de eso. Alcanzados por los sacudones tan imprevisible como renovadores de Gaia y privados de los ya obsoletos sistemas de sobrevivencia, los haitianos pueden llegar a encontrar, de modo inteligente y eficaz, las herramientas para acabar con la hambruna, organizarse en creativos sistemas de producción y cooperación, construir redes sociales solidarias y liberarse definitivamente de la miseria y la opresión que los esclavizó durante más de 500 años.

Qué tal tomar nota de esta experiencia y empezar por uno mismo, aprendiendo a crear nuestra propia huerta, meter la mano en la tierra, comer alimentos orgánicos libres de pesticidas, ahorrar dinero, pasar ese estímulo a las escuelas y a nuestros vecinos, reamigarse con la naturaleza y detentar un saber que nos garantizará sobrevivir en cualquier condición adversa? Al fin y al cabo, con cataclismos o sin ellos, de lo que se trata es de ir perfilando y ensayando una nueva civilización, comunidades de mujeres y hombres libres, capaces de alimentar y cuidar su cuerpo para liberar los sueños del alma. 

Haití nos está dejando una lección. Sería bueno aprenderla porque Haití es aquí y ahora, donde quiera que estemos. Aunque no lo hayamos percibido, el futuro ya está con nosotros.           
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

MAIS INFORMAÇÃO

El impacto de la extinción animal

terça-feira, 2 de agosto de 2011

La desaparición de grandes depredadores sería el mayor impacto causado por el hombre en la naturaleza. Así lo advierte un estudio dado a conocer en revista Science. La pérdida de animales como leones y tiburones afecta al hombre causando enfermedades y pérdida de vegetación.

La sexta gran extinción en la historia de la Tierra ya está en marcha y, esta vez, el causante no es otro que el ser humano. Así lo señala el estudio publicado en la revista estadounidense por un grupo de científicos pertenecientes a 22 centros de investigación que advierten que se trata del mayor impacto en los ecosistemas a lo largo de la historia.

Leopardos, tigres, lobos, leones y tiburones, son algunas de las especies amenazadas cuya disminución está alterando profundamente el delicado equilibrio de la naturaleza que ellos ayudaban a mantener.

La investigación, que incluyó una gran variedad de hábitats terrestres, marinos y de agua dulce, indica que entre los efectos que está generando la desaparición de estos grandes depredadores -más vasta de lo estimado hasta ahora- se cuenta la multiplicación de incendios forestales, contaminación, la llegada de especies invasoras y el aumento de enfermedades infecciosas. Todos estos efectos son resultado del desbalance que genera en el ecosistema la pérdida de una especie.

Entre los ejemplos citados se encuentra el caso de la reducción de las poblaciones de lobos en el Parque Nacional de Yellowstone (EEUU). Cuando estos desaparecieron, el número de alces aumentó y los animales cambiaron drásticamente su comportamiento. Muchos alces comenzaron alimentarse de árboles jóvenes ubicados en áreas a las que antes no entraban debido a la presencia de los lobos, causando grave daño en especies arbóreas como el álamo temblón. Otro ejemplo es el impacto del declive de tiburones en los océanos, que ha propiciado el incremento de especies de raya. En África, la mengua de leones y leopardos desencadenó una explosión en la población de una especie de babuino que transmite parásitos intestinales a los humanos.

Según explica la investigación, la principal causa de la desaparición de las especies es la caza indiscriminada y la fragmentación de los hábitats de estos animales, todo lo cual impacta en el engranaje de la naturaleza afectando recursos clave para la vida como la calidad del agua y los ciclos de nutrientes de la cadena alimenticia.


|Vía La Tercera, de Chile.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------