Reparar, reparar, reparar

terça-feira, 21 de agosto de 2012


La idea surgió de un grupo de diseñadores holandeses que se propusieron incentivar una cultura de la reparación de objetos de consumo, dándoles una segunda vida y reduciendo el impacto de la interminable producción de objetos  en la economía y en el medio ambiente

Reparar pasó a ser la orden que pretende, incluso, superar la idea de reciclar. En tanto reciclar presupone una acción transformadora de un bien desechado, la reparación propicia no desechar el bien y antes de cualquier cosa buscar la manera de repararlo. Reciclar sigue siendo válido, claro, para muchas cosas imposibles de ser reparadas, pero antes está el intento por reparar y mantener un mundo con menos cosas que atender, para poder volcar la atención a la vida y el alma de las personas que, se supone, son más importantes que los objetos.

Los innovadores holandeses se organizaron en lo que llamaron Platform21. Después de desarrollar y divulgar sus ideas durante más de tres años, Platform21 dió por terminada su tarea, aunque toda su experiencia sigue a disposición de quien desee conocerla en su página de internet (abajo encontrarás los links).




Al momento de su lanzamiento, el grupo con sede en Amsterdam, Holanda, se dió a conocer a través del siguiente  Manifiesto por la Reparación, dirigido a consumidores y diseñadores. Pretende que vayamos más allá del simple rescate de un objeto, convocándonos a un profundo cambio de mentalidad:

1. Haz tus cosas más duraderas. Reparar significa dar a tus objetos una segunda oportunidad. No los tires. Remiéndalos. Repararlos no es anti-consumismo. Es, sencillamente, anti-tirar-las-cosas sin motivo.

2. Las cosas deberían diseñarse para ser reparadas. Diseñadores de productos: Hagan las cosas reparables. Compartan información clara e inteligible de vuestros productos para que la gente pueda repararlos (DIY). Clientes: Exijan productos reparables. Si no existen, pregúntense porqué, o busquen otros productos. Sean críticos e inquisitivos.

3. Reparar no es reemplazar. Reemplazar es deshacerse de lo roto. Esta no es la clase de reparación de la que estamos hablando.

4. Lo que no te mata, te hace más fuerte. Cada vez que reparamos un objeto, añadimos algo a su potencial, a su historia, a su alma y a su belleza inherente

5. Reparar es un reto creativo. Hacer reparaciones es bueno para la imaginación. El uso de nuevas técnicas, herramientas y materiales ofrece un mundo lleno de posibilidades, en lugar de callejones sin salida.

6. Reparar traspasa las modas. Reparar no entiende ni de estilos ni de tendencias. No hay fecha de caducidad para un objeto reparable.

7. Reparar es descubrir. A medida que arreglas objetos, vas aprendiendo cosas sorprendentes sobre como funcionan. O porqué no lo hacen.

8. Reparar, también en tiempos de vacas gordas. Si crees que este manifiesto tiene algo que ver con la crisis, olvídalo. La cosa no va de dinero, va de mentalidad.

9. Las cosas reparadas son únicas. Incluso las falsificaciones se convierten en originales cuando las reparas.

10. Reparar significa independencia. No seas esclavo de la tecnología, domínala. Si algo se rompe, arréglalo y hazlo más fuerte. Si ya eres el amo, anima a otros a que hagan lo mismo.

11. Puedes reparar casi cualquier cosa, incluso una bolsa de plástico. Pero te recomendamos que uses bolsas más duraderas, y que la repares solo en caso necesario.

Pues bien, de eso se trata. Ya puedes comenzar a organizar una lista de las cosas que tienes en tu casa para reparar y así empezar a ahorrar dinero y a divertirte un poco. Suerte!  
__________________________________________________________________________
¿Qué opinas de este post? Clica abajo, em el link COMENTARIOS y déjanos tu palabra...
  
|| MAIS INFORMAÇÃO

  

0 COMENTÁRIOS :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...