Golfinho provoca a alma humana

domingo, 26 de maio de 2013


Golfinho pede ajuda a mergulhador

Golfinhos e baleias estão neste mundo para nos ensinar acerca de nossa energia amorosa, mostrando como funciona a energia toroidal que é a energia infinita da conciência e que, no caso dos seres humanos, ela é emitida pelo chacra do coração. No vídeo abaixo você poderá apreciar como essa energia impulsiona a um homem a ensaiar um ato amoroso de extrema beleza. 

O que aconteceu?... Um grupo de mergulhadores que fazia um mergulho noturno em Kona, no Hawaii, para observar Arraias Mantas teve uma surpresa inesperada: um golfinho se aproximou do mergulhador Keller Laros e calmamente mostrou sua nadadeira lateral, onde uma linha de pesca com um anzol estava enroscada, causando dor ao animal.

A alma de Keller entendeu o pedido de ajuda e ele foi logo a soltar o anzol do golfinho, que se manteve parado e tranquilo enquanto o mergulhador desenroscava o anzol por aproximadamente 3 minutos. 

A maioria das pessoas que assistiram até aqui ao vídeo fazem questão de destacar a inteligência do golfinho.  Concordamos. Porém, sabendo que os golfinhos pertencem a uma escala superior de inteligência planetária, nós fazemos questão de ressaltar a atitude do mergulhador Keller, porque isso ilumina nossa esperança acerca do futuro da humanidade, essa espécie rara e singular que, por momentos, parece que irá a se extraviar para sempre. Assista, é tudo beleza.



____________________________________________________________________
Que achou você desse post? Clique abaixo, no link COMENTÁRIOS e deixe sua palavra....

|| MAIS INFORMAÇÃO

Conoces tu huella ecológica?

quinta-feira, 23 de maio de 2013




Hoy la humanidad utiliza el equivalente de 1.4 planetas cada año. Esto significa que ahora la tierra lleva un año y cinco meses para regenerar lo que utilizamos en sólo un año.
Los panoramas moderados de la ONU sugieren que si las tendencias actuales de la población y de la consumición continúan, por el medio de la próxima década necesitemos el equivalente de dos Tierras para soportarnos. Y por supuesto, tenemos solamente una.

Convirtiendo los recursos a deshechos más rápidamente que los desechos se convierten en recursos nos pone en el sobregiro ecológico global, agotando los mismos recursos de los cuales dependen la vida humana y la biodiversidad.

Si todos viviéramos al estilo de vida del hombre promedio en Estados Unidos necesitaríamos cinco planetas. Y si todo viviéramos como tú, cual sería el resultado? Te interesa saberlo?  Clicando en este link podrás acceder a un formulario y precisar si tu consumo es un consumo racional acorde a las posibilidades del planeta. Haz la experiencia, apenas te lleva un par de minutos y podrás enterarte de datos interesantes que tal vez desconoces hasta hoy.q
____________________________________________________________________
Que achou você desse post? Clique abaixo, no link COMENTÁRIOS e deixe sua palavra....


Las trampas urbanas de AL

quinta-feira, 9 de maio de 2013




* Por Gerardo Lissardy

Vivir en una ciudad en pleno siglo XXI es algo que en varios países de todo el mundo supone cierta garantía de confort y seguridad. Pero tal vez muchos latinoamericanos deberían pensar mejor esa idea. Las ciudades de América Latina se han vuelto lugares expuestos a una creciente lista de problemas y riesgos por la falta de planificación, su crecimiento caótico y el impacto del cambio climático, advierten expertos.

El asunto suele saltar a la vista con emergencias como las inundaciones en Argentina o deslaves en Brasil este año, pero los especialistas dicen que casi todas las urbes de la región carecen de planes de expansión y mitigación de desastres. Estudios recientes señalan que esta situación, ademas de afectar la seguridad y calidad de vida de los habitantes de esas ciudades, está comenzando a perjudicar las economías de sus países.

"Un gran problema que tiene la región es sin dudas el crecimiento demográfico y el alto grado de urbanización", sostuvo Horacio Terraza, un especialista del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Con 82% de su población viviendo en ciudades, América Latina es la segunda región más urbanizada del mundo, apenas detrás de Norteamérica.

Pero ese crecimiento de las ciudades latinoamericanas ocurrió sin orden, ganándole espacios a áreas rurales, a veces en tierras expuestas a inundaciones o deslizamientos convertidas en favelas o barrios humildes.


Un siglo sin urbanismo
"Latinoamérica hace 100 años que no hace urbanismo, que no piensa sus ciudades a futuro ni las planifica", afirmó Terraza, coordinador de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del BID. Agregó que las áreas urbanas en la región crecieron con baja densidad (poca gente viviendo en mayores superficies) lo que encareció la provisión de servicios como agua, saneamiento o recolección de residuos.

A ese reto urbanístico y ambiental se sumó la falta de identificación de áreas expuestas a riesgos por un aumento general de lluvias o precipitaciones más intensas en períodos cortos, un fenómeno del cambio climático que, por ejemplo, obligaría a cambiar drenajes.

"Muy pocos diseños de infraestructura hoy están teniendo en cuenta cuáles son los problemas que trae el cambio climático", observó Terraza y añadió que en la región también faltan planes de gestión de riesgos.


Los estragos urbanos causados por lluvias y tempestades están lejos de ser una novedad en América Latina, pero se han reiterado pese a la fuerte expansión económica que tuvo la región en los últimos años. En Brasil, la mayor economía latinoamericana, al menos 24 personas murieron en marzo en la zona serrana de Río de Janeiro, sobre todo en un suburbio de Petrópolis, por deslaves causados por fuertes lluvias que duplicaron el promedio del mes. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reclamó más firmeza contra la construcción de casas precarias.

En 2011 hubo en la misma región cerca de un millar de muertos por deslaves y un año antes un temporal cobró más de 100 vidas, llegó a inundar barrios de la ciudad de Río y dañó favelas. Rafael Soares Gonçalves, un experto en estudios urbanos y socio ambientales de la Pontificia Universidad Católica de Río (PUC-Rio), dijo que en la ciudad siempre hubo inundaciones y derrumbes pero tal vez "la manera de ocupar la ciudad esté empeorando la situación".

Sin embargo, advirtió que "se puede usar la cuestión del riesgo para sacar mucha más gente (de sus barrios) de lo que sea necesario", mientras la ocupación urbana al oeste de Río parece estar repitiendo viejos errores.

En Argentina, un registro inusual de precipitaciones a comienzos de abril causó inundaciones en las ciudades de Buenos Aires y La Plata, donde al menos 57 personas murieron.

Pablo Romanazzi, experto en hidrología en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), atribuyó la tragedia al crecimiento descontrolado de la ciudad"Acá no se tuvo en cuenta el desagüe, nunca se planifica y se urbaniza irresponsablemente", declaró a radio Mitre. "Estamos urbanizando las praderas de inundación natural que tiene el arroyo y estas son las consecuencias".


De Santiago a Bogotá
La falta de planes de ordenamiento territorial es un problema común en las urbes de la región, sostuvo Andrés Cadena, que dirige un estudio del Instituto Global McKinsey sobre ciudades sostenibles y desarrollo económico en América Latina. "No hay ninguna que lo haya pensado estructuralmente", señaló Cadena.

Indicó que la ausencia de estrategias de mitigación de riesgos se nota en casos como las inundaciones en la provincia de Buenos Aires o en la ciudad colombiana de Barranquilla, que sufrió el problema el año pasado. Añadió que hay otros ejemplos de planificación e infraestructura deficientes que impactan en la población, como el bajo nivel de tratamiento de aguas en Bogotá, que plantea desafíos sanitarios.


Un estudio de McKinsey concluyó en 2011 que los problemas en infraestructura, transporte y servicios de las ciudades de la región se ha vuelto inconveniente para la productividad. Por ejemplo, señaló que la producción de grandes urbes como Sao Paulo, Buenos Aires o Santiago creció de 1998 a 2008 menos que la media de las economías de sus países, y anticipó que esta tendencia seguirá.

McKinsey calculó que sería necesaria una inversión de US$3 billones en 15 años para responder a las necesidades urbanas latinoamericanas en vivienda, agua, saneamiento, gas y energía.

Las proyecciones indican que la población latinoamericana activa seguirá en aumento hasta 2040, lo que plantea un desafío creciente a la capacidad de respuesta de las urbes donde esa gente vivirá.

Por lo pronto, la estrategia de organismos como el BID es apostar a un mejor desarrollo de ciudades emergentes, de entre 100 mil y dos millones de habitantes, frente a la dificultad de enmendar errores ya consumados.

"Ya no podés ir para atrás, ya no podés levantar barrios enteros", explicó Terraza. "Lo que sí podés mejorar es tratar de pensar cuáles van a ser los impactos futuros, en qué van a variar, y proveer infraestructura".

| Vía BBC Mundo
____________________________________________________________________
Que achou você desse post? Clique abaixo, no link COMENTÁRIOS e deixe sua palavra....


MAIS INFORMAÇÃO