Salvando abejas para salvarnos

sexta-feira, 25 de abril de 2014



El argentino Óscar Perone continúa difundiendo la inédita técnica apícola sostenible, basada en el no hacer o dejar a la naturaleza que actúe sola, que él mismo ha desarrollado y ha bautizado como PermApicultura.  La idea fundamentada en la singular experiencia del japonés Masanobu Fukuoka y en los preceptos de la permacultura, propone una vuelta a lo natural para conseguir una producción óptima de alimentos sin contaminar y sin que la mano humana intervenga en el proceso productivo.

La PermaApicultura está construida sobre un profundo respeto por las abejas, insectos, que Perone considera, "el eje de la vida". En su opinión, la técnica permite a las abejas "volver a ser lo que son", es decir, "último insecto con capacidad efectiva de polinizar y mantener la biodiversidad".

Inmerso en la crisis económica que azotó Argentina a principios del 2001, Perone encontró en la apicultura su medio de vida y fue el profundo conocimiento que tenía sobre las abejas lo que le impulsó a desarrollar este método, que considera "la solución para devolverle a la vida la capacidad de seguir siendo lo que es sobre el planeta".

Espiritual y económicamente rentable 
Para el argentino, esta técnica también supone una actividad "rentable" o una salida para aquellas personas que se han quedado sin proyecto de vida, pues pueden encontrar en esta práctica natural una "libertad espiritual y económica plena". Visto como un negocio, la PermApicultura ofrece la oportunidad de "ser libre económicamente, ayudar a las abejas a que hagan su magna tarea y ayudarnos a nosotros".


También es una solución, dice, para las personas que viven en el campo y no saben cómo quedarse a vivir en el lugar que aman, porque no encuentran una actividad rentable que se lo permita o para las que viven en las ciudades y sueñan con irse a vivir al campo.

En esta técnica, el hombre solo interviene para cosechar cuando hay miel en la colmena y se hace de noche, con una luz roja y enfundado en un traje que el mismo Perone diseñó, peculiar porque el material con el que está creado evita que las abejas mueran si intentan picar para defenderse.

Con colmenas en México, Colombia, Uruguay, Argentina y España, el argentino representa a la fundación Salvemos a las abejas, que pretende reunir los recursos para informar sobre esta técnica y otros temas como alimentación natural o cómo recrear los ambientes para que sean sostenibles, entre otros.

Las abejas no sólo producen deliciosa miel, sino que ejercen la increíble y responsable labor de polinizar casi el 80% de las plantas que existen en el planeta. Sin su pasión por el polen, no conoceríamos qué es un tomate, qué es una fruta, ni tampoco encontraríamos hermosas y extravagantes flores perfectamente diseñadas para atraer su atención. Es decir, que sin ellas, una parte importantísima de la vida se extinguiría, y nosotros, que formamos parte de ella, experimentaríamos el mismo destino. q
_____________________________________________________________________
Que achou você desse post? Clique abaixo, no link COMENTÁRIOS e deixe sua palavra...

|| MAIS INFORMAÇÃO

0 COMENTÁRIOS :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...