Só a verdade nos fará livres

segunda-feira, 25 de dezembro de 2017



Na foto acima um soldado alemão acende com seu cigarro o cigarro de seu inimigo, um soldado britânico. Foi na Bélgica, no Natal de 1914, em plena Primeira Guerra Mundial, quando combatentes de ambos os bandos decidiram, por conta própria, sem ordens nem permissão de seus chefões, deixar as trincheiras e fazer uma trégua.

A chuva que não parava há muito tempo tinha cessado aquele dia e, milagrosamente, um céu azul se revelou por encima deles, translúcido e estrelado. Numa hora inesperada, o barulho ensurdecedor das explosões desapareceu e um silêncio cósmico envolveu tudo paralisando os corações por um longo instante.

E de repente o silêncio é quebrado. Das trincheiras alemãs, ouve-se alguém cantando. Os companheiros fazem coro e logo há dezenas, talvez centenas de vozes no escuro. Cantam Stille Nacht, Heilige Nacht. Atônitos, os britânicos escutam a melodia sem compreender o que diz a letra. Mas nem precisam: mesmo quem jamais a tivesse escutado igual descobriria que a música fala de paz. Em inglês, ela é conhecida como Silent Night (Noite Feliz). Quando a música acaba, o silêncio retorna. Por pouco tempo.

“Good, old Fritz!”, gritam os britânicos. Os “fritz” respondem com “Merry Christmas, Englishmen!”, seguido de palavras num inglês arrastado: “We not shoot, you not shoot!”(“Nós não atiramos, vocês também não”).

Os soldados cessaram fogo e deixaram as diferenças para trás. A paz não havia sido acertada nos gabinetes dos generais; ela surgiu ali mesmo nas trincheiras, de forma espontânea. Jamais acontecera algo igual antes. 

Por cima da cabeça –sempre enganosa ela- dos generais e líderes políticos, se impus o que está no fundo do coração humano: essa ansiosa procura pelo benéfico estado de paz; esse reconhecimento do outro como um outro eu; essa compreensão do absurdo de qualquer guerra onde todo mundo perde; o desbordante amor que sentimos por todos e por todo e a mensagem amorosa e definitiva de Jesus: procurem em seus corações a verdade pois só a verdade os fará livres. 

Quando deixamos falar nosso coração e olhamos direito para o coração do outro, podemos perceber que somos todos um, o mesmo um, a mesma essência, pô de estrelas. Tudo o demais é puro engano de nossos egos.q
________________________________________________________________________________________

Año maya 2017-2018 (sembrar amor)

domingo, 17 de dezembro de 2017



* Por Ingrid de Manuel Guasch

El nuevo año maya, ordenado según el Calendario de las 13 lunas,  nos inspira en un propósito de trabajo personal y comunitario. Es un año (26 de julio de 2017 a 24 de julio de 2018) codificado por la energía de la Semilla 12-Cristal Amarilla, símbolo del programa interno innato en cada uno de nosotros que hay que despertar para cooperar en el proceso creativo de la vida, siendo y creciendo en amor.

Todos entendemos eso de que somos semillas de luz, concepto que se ha puesto de moda con toda esta vorágine de cambios hacia una mejora personal y más solidaria. Quizá es momento de sentir de verdad qué nos transmite este concepto, para empezar a Ser y actuar en relación a su significado más profundo. Sentir quién o qué somos de verdad, requiere de una atención plena hacia nuestro interior para mantenernos conectados a los ciclos evolutivos que nuestra Alma ha elegido.

A la Semilla nadie le enseña a nacer, a la Semilla nadie le enseña a crecer, lleva consigo el diseño perfecto de la creación. La Semilla es el potencial natural de todo lo que se puede ser. Cada una contiene en su interior los códigos de información básicos para su nacimiento, crecimiento y desarrollo, así como la esencia y características propias de lo que potencialmente, ya es

Si fijamos nuestra mirada hacia el mundo natural, este proceso es fácil de ver y entender. Los árboles, las plantas, los cultivos… incluso en el mundo animal la semilla es propósito fundamental de la existencia y no nacerá un sauce si la semilla es de un roble.

Da la sensación que el ser humano se ha apartado de esta verdad natural. No hacemos honor a lo que somos, dejamos de creer en nosotros y supeditamos nuestro poder, cerrando y limitando cada día más nuestras opciones, cooperando así en crear toxicidad en la tierra y enfermedad en los brotes. Pero una nueva consciencia está despertando y es momento de empezar a ser cada vez más nosotros mismos, deshacernos de las poses, los trajes, las apariencias y los miedos, para poder sentirnos al natural.

El buen florecimiento de la Semilla es nuestra responsabilidad, pero no es necesario hacerlo solos. La Madre Naturaleza nos ayuda y ofrece todos los elementos básicos para nuestro crecimiento. La Tierra donde sembrar, el agua que nos alimenta, la luz que nos da vida y el viento que nos limpia y purifica, todos ellos a nuestro servicio, colaborando entre si para que crezcamos en armonía.

La Tierra, el cuerpo, la carne, el recipiente que nos contiene. Hay que cuidarlo y amarlo, él nos permite la experiencia vital.

El Agua, la sangre, la circulación que conecta y alimenta nuestro cuerpo. La energía creativa que nos permite Ser.

La Luz, el pálpito vital, los impulsos eléctricos que nos mantienen con vida. La fuerza del movimiento y la acción.

El Viento, la respiración orgánica, nuestro canal de expresión y realización. Limpia y renueva mente y espíritu. El diálogo con la vida.

Conectar y cooperar con ellos nos devuelve las ganas de vivir, la fuerza para crecer y la conciencia del Yo Soy; no importa el tiempo que hayas esperado, ahora es un buen momento para comenzar la siembra. Busca en tu interior las ilusiones y pasiones que te ayudarán a cosecharte sanamente.

La Naturaleza, la tierra y el cielo, el ser humano, los planetas, la luna, las constelaciones y galaxias… el Cosmos al completo es una sola vida, es una sola existencia que florece en toda su extensión. En su estructura lo grande contiene a lo pequeño, colectividades unidas y conscientes en cooperación. Su naturaleza es fértil y abundante, siente, intuye, escucha, habla y observa. Su expresión, al igual que su manifestación son ilimitadas.

Nosotros,, los seres humanos, somos herederos de estos dones. El reto es despertarlos en la consciencia física para cultivarlos en la consciencia espiritual. La Semilla se suma al movimiento cíclico de la vida, no cuestiona lo que es, sólo avanza firme hacia su realización y respeta el camino de las demás semillas, colaborando así al nacimiento de la vida en sus diferentes manifestaciones, contribuyendo con su poder creador a la experiencia colectiva para evolucionar.

Tú perteneces y eres partícipe de esta sinfonía perfecta y mágica de la existencia, pero quizá no te veas reflejado en ella o no seas consciente de ello, porque en tu mente limitas tus capacidades y movimientos. Las energias de este año -que se inició el 26 de julio de 2017 y va hasta el 24 de julio del 2018- te proponen un viaje al espacio interno para que comprendas que eres un organismo perfecto y preparado, sabio y consciente del potencial innato del cosmos. Somos semillas contenedoras de los mismos poderes y capacidades que él.

El desafío de amarse a sí mismo
Comprender lo inmenso que somos por dentro desde la visión externa del cuerpo crea dudas y miedos, falta de confianza y desánimo. Sentir el poder de la semilla en nuestro interior significa romper con las estructuras aislantes y los muros insalvables de lo que podemos o no podemos hacer y, simplemente, Ser. Ya que en ella sólo existe luz a la espera de ser usada y expandida para mayor beneficio nuestro y de toda la humanidad. Por lo que descubrirnos nos conduce a la sincronización personal en cuerpo, mente y espíritu.

Para ello debemos amarnos y querernos más que nada, porque haciéndolo contribuimos al buen desarrollo de los ciclos, expandiendo más allá de nosotros el mensaje de amor por todo lo que Es y existe, energía necesaria y vital que sustenta la vida. El viaje empieza en nosotros y no sabemos donde acaba, lo interesante es navegarlo, descubrirlo y vivirlo aportando en cada momento la mejor versión que podamos ofrecer, respetando y valorando el proceso como viaje sagrado.

La semilla es nuestro corazón, nuestra alma, y esa semilla es puro amor, si no fuera así nada tendría sentido y significado. Si el amor está dentro de ti, es lógico que te quieras. Pero si tú no te quieres, no te respetas y no te valoras, entonces ¿de qué se trata la vida? Confiar en lo que somos y potenciar nuestros dones es el gran aprendizaje. La vida nos ofrece todas las experiencias para que podamos florecer de manera digna y feliz. La semilla eres tú, soy yo, somos todos nosotros, y de la misma manera que cultivamos las plantas, cuidamos los animales o mimamos a los nuestros, debemos considerarnos y amarnos a nosotros mismos, por encima de las circunstancias y condiciones de vida.

A lo largo de este año el propósito es descubrirnos más allá de lo que ya creemos conocernos, es decir hacerlo de verdad. Puedes empezar por cuestionarte quién eres, y qué quieres, mirar a tu alrededor y darte cuenta de cómo te has definido, dónde eres tú y dónde no. Iniciar este trabajo te da una idea de cómo te mueves por la vida, a que prestas más o menos atención, a qué o quién supeditas o cedes tu poder, en que condiciones te dejas influenciar y de qué manera eres o te muestras, en función de lo que te rodea.

Caminando por este camino, busca el amor que sientes por ti mism@, tu fuente de poder. Así empezarás a detectar de qué manera usas tus cualidades y que dones aparcas. No hay mayor revelación en esta vida que ver lo que hay de verdad en lo que crees saber o defiendes. Este es el punto de partida para iniciar el viaje y descubrir los caminos que ponen en marcha las soluciones que te lleven de vuelta a ti.

Este año la semilla está vibrando en Tono 12, cristal, energía de cooperación. El tono cristal nos propone un matiz interesante: nos plantea la pregunta de ¿a qué le estamos dedicando nuestra vida?, es decir, a qué le dedicamos más tiempo y energía. En la respuesta encontraremos lo que hacemos para contribuir a mejorarnos y con ello hacer un mundo mejor. Si lo que encuentras no te convence, no te gusta, o crees que es perjudicial más que beneficioso, plantéate para qué mantienes esa manera de ser y hacer en la vida.

Tiempo de ser y crecer en amor. Consciencia del potencial que existe en nuestro interior, confianza y fe en aprender a usar correctamente nuestros dones en un proceso vital que nos incluye como parte esencial de la existencia, respetando y colaborando para mejorar el mundo que nos rodea. Sanando internamente, floreciendo externamente.

Cuidado con el auto-engaño, a veces creemos que hacemos mucho, que nos nutrimos y amamos mostrando amor hacia los demás. Antes de darte respuestas rápidas reflexiona un poco, date espacio para sentir y confirmar. Para encontrar las respuestas correctas no debes fijarte en las acciones externas, en relación a otros, debes prestar atención a qué ocurre dentro de ti, ya que las respuestas son internas, son en relación a nosotros, porque lo que no podamos o sepamos hacer por nosotros inevitablemente no lo extenderemos de manera natural hacia otros.

Por lo que si no sientes amor por ti mismo, tanto lo que des como lo que recibas no será amor de verdad, aunque te lo quieras explicar de otra manera. Cuidarnos a sí mismos es fuente de amor, considerarnos sagrad@s es fuente de amor, evolucionar es fuente de amor, sentirnos capaces es fuente de amor… Encuentra dónde no eres amor, dónde tu fuente se debilita, que hace que te quedes sin este ingrediente fundamental y básico para tu buen crecimiento y sabrás que parte de ti no estas permitiendo Ser. Corríjelo y ponte a ser, en plenitud, com amor, con alegría.q

Feliz ciclo.

___________________________________________________________________________________________

|| mais informação

A felicidade / The happiness

segunda-feira, 11 de dezembro de 2017



A felicidade é um estado durável de plenitude, satisfação e equilíbrio físico e psíquico, em que o sofrimento e a inquietude são transformados em emoções ou sentimentos que vão desde o contentamento até a alegria intensa ou júbilo. A felicidade tem, ainda, o significado de bem-estar espiritual ou paz interior alcançados a través da plena realização das vocações e dons de nosso ser.

Porém, ahhh, porém... a atual sociedade, predominantemente materialista-produtivista-urbana, parece estar organizada de outro jeito, com outra proposta, para outra coisa. Mesmo que a palavra felicidade (ou happines) apareça por tudo que é canto, quase como um carimbo perverso que zoa da gente...



-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Luz, quiero luz

sexta-feira, 1 de dezembro de 2017



________________________________________________________________________________________

Inimigos viram sócios e compadres

sábado, 15 de abril de 2017


O amor é a única força capaz 
de transformar um inimigo em amigo. 
-Martin Luther King-

Orlando Ordoñez e Néstor Orlando Garzón já foram inimigos na guerra civil da Colômbia. Hoje, o ex-guerrilheiro das Farc (Forças Armadas Revolucionárias da Colômbia) e o ex-militar colombiano são compadres e também sócios em um negócio. Eles contratam desmobilizados das diferentes guerrilhas do país, ex-paramilitares, vítimas e civis. Todos trabalham juntos na Remapaz (Recuperação do Meio Ambiente pela Paz), que recicla pneus usados, transformando-os em mobília, objetos de decoração e até em brinquedos.

A amizade inusitada começou com um cartão de visita entregue em 2005. Ordoñez e Garzón contam como foi o encontro no aeroporto de Medellín, em uma missão de inteligência do Exército colombiano, mudou a vida dos dois.

"Parte do meu trabalho como militar era abordar pessoas da guerrilha. Entreguei o meu cartão a ele e pedi que me ligasse para conversarmos. Mas ele só me ligou um tempo depois", disse Garzón, hoje militar aposentado do Exército colombiano e padrinho do filho de Ordoñez.

"Eu era um militante ativo das Farc, e aquele cartão que ele me deu no aeroporto despertou a minha curiosidade. Acabei telefonando, perguntando o que ele queria comigo. Nos encontramos em Bogotá, onde ele tentou me convencer a me desmobilizar antes de ser capturado", contou o ex-guerrilheiro. "A conversa com ele, naquela época, me fez pensar."

Jogo de jardim fabricado na Remapaz.
Quando decidiu abandonar a guerrilha depois de 15 anos nas Farc, Ordoñez telefonou para Garzón pedindo ajuda para se entregar. A decisão foi tomada meses depois do encontro no aeroporto, quando decidiu que não participaria de atos violentos, como os sequestros promovidos pelas Farc.

"Estava muito desconfiado, preocupado e assustado. E ele me acompanhou no processo até as autoridades", disse o ex-guerrilheiro. Ordoñez foi investigado pela Procuradoria e integrado ao programa governamental para desmobilização. "O que eu havia feito de ilegal era o porte de armas e o uso de uniformes privativos das forças militares colombianas", contou Ordoñez, que nega ter participado de sequestros e assassinatos.

A Remapaz não é a primeira empreitada dos amigos nos negócios. O primeiro empreendimento do ex-guerrilheiro e do ex-militar, assim que Garzón se aposentou, depois de mais de 20 anos de serviço, foi um campo de paintball --agora as armas tinham tintas. A empreitada durou dois anos.

"Nos demos conta de que poderíamos fazer algo significativo para o país e mostrar que a reconciliação era possível, eu mostraria da parte ilegal, e ele, da legal", diz Ordoñez.

Trator de brinquedo feito com pneus.
A dupla manteve a amizade, mas cada um foi para um lado: o ex-guerrilheiro acabou trabalhando como caminhoneiro de uma petrolífera, e o ex-militar em uma empresa privada de inteligência militar.

Trabalhando com o caminhão, Ordoñez se deu conta de que não havia um destino certo para os pneus usados --iam parar em canteiros, descartados sem qualquer cuidado com o meio ambiente e levam 600 anos para se decompor. E daí surgiu a ideia de reaproveitar o material, apesar das críticas de parentes e amigos, que achavam a aposta no negócio uma loucura.

A Remapaz foi criada pela dupla no fim de 2014, e já empregou ex-militantes das Farc, das AUC (Autodefesas Unidas da Colômbia, paramilitar), vítimas que perderam familiares no conflito armado, pessoas que foram expulsas de suas terras por guerrilheiros ou paramilitares e até mesmo civis sem qualquer relação direta com o conflito, que durou 50 anos no país e agora encontra-se em processo de finalização após o acordo de paz firmado entre a guerrilha e o governo.

"Esta é uma grande experiência porque temos todos os lados do conflito em um mesmo lugar. Damos oportunidades a eles de trocarem conhecimento e criarem laços de amizade e principalmente de reconciliação", diz o ex-militar.

Hoje a empresa, que foi criada com o apoio da agência governamental de reintegração e instalada na cidade colombiana de Acacías, tem quatro funcionários: um desmobilizado da guerrilha, uma desmobilizada, uma deslocada pelo conflito e um civil. Todos os dias, todos conversam pelo menos por cinco minutos antes de começarem a trabalhar --nunca sobre o passado, sempre sobre o presente e o futuro, contam o ex-guerrilheiro e o ex-militar, que conduzem as conversas.

Trabalho artesanal e criativo faz mágica com pneus usados.
A equipe já foi maior, mas precisou ser reduzida neste ano com a queda das vendas, provocada pela crise econômica. Eles produzem mesas e cadeiras para jardins, objetos decorativos e até mesmo brinquedos com os pneus. E depois que uma TV local fez uma reportagem sobre a parceria da dupla, as vendas aumentaram.

Os sócios garantem que nunca tiveram problemas com nenhum cliente. "Não tivemos nenhum tipo de rechaço ou preconceito porque somos desmobilizados e um ex-militar. Todos nos dão as mãos, nos parabenizam pelo que estamos fazendo pela paz e pelo meio ambiente", diz Ordoñez.q
________________________________________________________________________________________

|| mais informação

Sólo se trata de respirar

domingo, 9 de abril de 2017


Aprende a controlar tus emociones


A veces 
todo lo que necesitamos 
es detenernos, 
respirar profundo 
y hacer silencio. 
Y, poco a poco, 
todo se reordena.





________________________________________________________________________________________

|| mais informação

La diferencia luminosa de las minorías

quarta-feira, 5 de abril de 2017


“Aún cuando se encuentre en minoría, 
la verdad seguirá siendo la verdad
-Mahatma Gandhi-
* Por Cristina Roda Rivera

Ser raro o pertenecer a una minoría, puede resultar de lo más saludable. En una sociedad en la que formar parte de la masa no permite que el ser humano avance racional, emocional y culturalmente, ser parte de una minoría no es un síntoma de fracaso social. Muy al contrario, ser parte de una minoría te hace parte de la sociedad como individuo de una manera autónoma y relevante, algo que la gente que integra “la gran manada” no puede siquiera plantearse.

Cuando seguir las reglas es perpetuar la injusticia, mantener las tradiciones es cultivar lo obsoleto y socializar es topar frontalmente con un sentimiento de vacío, frenar la marcha y cambiar de dirección no es una locura. Es más, podríamos decir que es un signo de lucidez mental y en algunos casos de coherencia entre acciones y pensamientos.

Formar parte de una minoría no es apartarse de la vida de los demás, del mundo. Pertenecer a una minoría y ser selectivo con las personas con las que te relacionas es tomar fuerza, perspectiva y determinación, con el objetivo de promover cambios positivos en la sociedad en la que vives.

Brujas, locos, marginados
Moscovici, Lage y Naffechoux (1969) realizaron un experimento que demostró que bajo determinadas condiciones es posible que una minoría influya sobre el criterio de la mayoría y eso se puede dar gracias a dos factores principales: la consistencia a través del tiempo de sus opiniones y por la unión del grupo alrededor de sus planteamientos.

La tarea consistía en determinar el color y la intensidad luminosa de una serie de diapositivas que en realidad eran todas azules. En la condición de minoría consistente, los cómplices del investigador respondían “verde” en todas las ocasiones, lo cual les hacía ser totalmente consistentes en su opinión. En la condición de “no consistencia” respondían “verde” solo en 24 ocasiones. En la condición de control los sujetos eran todos ingenuos.

Cuando el comportamiento de la minoría es consistente, los sujetos de la mayoría contestaron “verde” un 8,42% de las veces y un 32% mencionó en alguna ocasión el color verde. Esto demuestra que la influencia de la minoría en la mayoría es clara cuando se percibe consistencia y seguridad en su postura.

Lo que hoy disfrutamos como un derecho o como un adelanto científico fue promovido por personas a las que llamaron brujas, locos, desestabilizadores del orden social o marginados. Las minorías normalmente son el origen de la savia nueva de la que nacen los grandes cambios y que regenera, que se adelanta a sanar un ciclo social que va apuntando síntomas de ocaso.

Desde el campo de la ciencia, el arte o del activismo por una verdadera conciencia social, los “raritos” de este mundo intentan que despertemos y que reflexionemos antes de descartar sus ideas e ignorarlas. Al mismo tiempo, nos hacen mirar alrededor con ilusión, nos hacen creer en la utopía y nos recuerdan que nuestro poder va más allá que el de seguir la inercia que marca el consenso.

Las minorías transforman
La diferencia entre una minoría inquisidora y una minoría transformadora es la motivación que persiguen con el cambio. La primera busca el poder sobre los que considera “los otros” y la segunda busca el poder de transformar la sociedad para que los “suyos” y los “otros” vivan de una mejor forma su vida.

La minoría inquisidora busca imponer sin que tenga lugar un verdadero debate científico y social, busca subyugar al resto por medio de la imposición y nunca de la reflexión. Las minorías transformadoras nunca ganan el pulso de poder porque nunca quieren entrar a formar parte de él. Nadie los erige como héroes, pero la sociedad los necesita.


Así, es importante saber que si te llaman extraño o raro, puede que eso esconda la llave para solucionar la ignorancia que los demás demuestran. Antes de culparte y deprimirte porque el resto no te entiende, tienes que hacer una gran labor de introspección contigo mismo y entender que defender tu forma de vida es tu forma de estar en el mundo y de inspirar a otros.

Antes de sentirte mal por pertenecer a una minoría, pregúntate que sería de ti por pasar a ser lo contrario. A veces la aceptación del resto, supone el fin de nosotros mismos.q

*Cristina Roda Rivera es psicóloga, especialista Máster en psicología clínica y social.
________________________________________________________________________________________